BLOG DE "RELI" DEL COLEGIO ERYTHEIA

PERSONAS COMPROMETIDAS POR UN MUNDO MÁS JUSTO Y SOLIDARIO

PERSONAS COMPROMETIDAS POR UN MUNDO MÁS JUSTO Y SOLIDARIO
HAZ CLIC EN LA IMAGEN Y CONOCERÁS A MUCHAS PERSONAS QUE TRABAJAN POR UN MUNDO MEJOR
"El mundo está en manos de aquellos
que tienen
el coraje de soñar
y de correr el riesgo de vivir sus sueños"

sábado, 19 de marzo de 2011

ENTREGAN SU VIDA PARA SALVAR A OTROS




Se les conoce ya como los "héroes de Fukushima". 180 hombres que en turnos de 50 entran en la central de Fukushima y se juegan la vida para salvar la de los demás. Son sus trabajadores. Los que pese a los altos niveles de radiación han decidio permanecer al pie de cañón en un lugar que muchos califican ya de desastre nuclear.


Pero, ¿cómo trabajan? ¿Cuáles son sus condiciones de seguridad? ¿Por qué lo hacen? Lo único que se sabe es que son 180 trabajadores y que, para no exponerse durante demasiado tiempo a los niveles de radiación, trabajan en turnos rotatorios de 50 personas.



Además, la mayoría son jubilados o con edades próximas a la jubilación. Normalmente, en casos de emergencia nuclear, las compañías acuden a sus trabajadores jubilados como voluntarios.


En el caso de Fukushima son los propios ex empleados los que se han ofrecido como voluntarios. No se les reclama porque sean más prescindibles o más preparados que los jóvenes. Si no que si tienen que estar expuestos a fuertes cantidades de radiación, estos trabajadores están más próximos a una edad de morir lo que dificultaría la aparición de cánceres que tardan décadas en desarrollarse.


Bajo la constante amenaza de la radiactividad, las explosiones y los incendios estos "héreoes" se han convertido en los únicos seres vivos de la zona que se atreven con la radiación.


Estos 50 hombres entran con trajes protectores, máscaras y en algunos casos bombonas de oxígeno. Sus trajes de protección y gorros repelen la radiación pero no así las partículas radiactivas invisibles. Como es habitual la realidad supera la ficción y su hazaña recuerda a aquella película del submarino K-19, en el que un grupo de hombres se sometió a altos niveles de radiación para evitar una explosión en el submarino nuclear.


Al igual que en la película trabajan en turnos, intentan enfriar los reactores dañados y las posibles fusiones parciales del núcleo y así evitar el desastre.



Sin embargo, la radiación empieza a hacer mella en su salud y, según varios medios, muchos de ellos ya están heridos. Desde el terremoto, ya han muerto cinco trabajadores de la central y 22 están desaparecidos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario